Menú de Boda ¿hay que pagar la comida al fotógrafo?

Reflexión sobre la necesidad o no de invitar al fotógrafo

ARTÍCULOS DE INTERÉS FOTOBODAL

Angel Fábregas Fotógrafo

menú de boda
menú de boda

No es la respuesta, no es obligado dar de comer al fotógrafo de boda el menú de boda, aunque cada fotógrafo puede poner sus condiciones en el contrato, del mismo modo la pareja puede negarse a firmarlo y escoger a otro, pero pensemos un momento.

Los fotógrafos de boda, al menos la mayoría, tenemos por misión contar vuestra historia con imágenes, para eso debemos poder capturar todo lo que ocurra y para ello necesitamos estar presentes con vosotros en todo momento, al menos hasta cubrir el tiempo contratado.

Si ello incluye como es normal el banquete, el corte de la tarta nupcial y hasta el baile, es lógico que e ntoda la jornada podamos satisfacer las necesidades fisiológicas dignamente, entre las que está la comida. Si esto no es posible en el mismo salón de vuestro banquete, tener que ausentarnos para buscarnos la vida para comer donde resulte nos económicamente razonable para poder mantener una tarifa competitiva, puede ocasionar una ausencia prolongada durante la que no habría captura de nada con las consecuencias obvias.

Pero una cosa es comer con vosotros y otra cosa comer como vosotros, lo primero es posible sin lo segundo, además de ser lo más correcto dado que nosotros estamos trabajando y no celebrando por más que disfrutemos con nuestra labor. En este sentido la mayoría de restaurantes preparan unos menús de staff que cumplen con el mínimo que necesitamos.

He de decir que este artículo reflexivo es para quien pueda tener dudas pero que hasta la fecha no hemos tenido ningún problema, siempre decimos que no exigimos al comida pero explicamos las ventajas de disponerla y la mayoría de parejas ya tenían previsto que no comiéramos a parte, a veces ha sido menú staff, otras el mismo menú de la boda seguramente por comodidad, otras algún plato combinado, pero lo importante ha sido poder estar con ellos de principio a final, porque aunque tengamos el plato en la mesa estamos pendientes a todo lo que suceda y la prioridad es la captura por lo que el mayor ejercicio después del movimiento del dedo índice disparando fotos, es el de sentarnos y levantarnos continuamente.

De todas maneras, esto es algo que os recomiendo preguntar al fotógrafo porque alguna vez he visto quejas en portales de bodas porque su fotógrafo les exigía el mismo menú de la boda y claro es alg oa tener en cuenta ya que no vamos solos, puede haber videocamara, animación, músico, ... y no haber contado con ello puede suponer un buen pico.